✅Mouse Logitech G203 Lightsync Análisis y recomendación. El mejor ratón calidad-precio

Muchas veces un diseño clásico y un sensor con un DPI no demasiado alto son la mejor opción para jugar, y Logitech sabe esto. Por eso lanza su ratón económico para juegos Logitech G203 Lightsync, toda la potencia en personalización y gestión con G HUB de un modelo que se actualiza respecto del G203 Prodigy en iluminación. Este mantiene su sensor óptico de 8000 DPI.

Se presenta en hasta 4 colores diferentes para que se ajuste a nuestra personalidad, e incorpora una completa iluminación RGB inteligente capaz de sincronizarse con la música, pantalla o con animaciones creadas por nosotros. Sus 6 botones son programables y solamente pesa 85 g, así que será una gran opción para FPS y gaming competitivo. ¡Comencemos este análisis y veamos de lo que es capaz este ratón!

Diseño Clásico y Minimalista

En cuanto a diseño y muchas otras características, este modelo va a ser una mera continuación del Logitech G203 Prodigy, la versión base por así decirlo. Tiene una clara inspiración en los míticos ratones de bola por supuesto con modificaciones en ergonomía y adaptado a la actualidad que lo hacen ser muy buena opción para juegos. Y una de estas características será su peso de solo 85 g sin contar el cable.

La zona superior del Logitech G203 Lightsync presenta un estilo muy minimalista en donde los botones estarán implementados de forma independiente a la carcasa. Esto va a ser positivo de cara al desempeño más fluido, pues tanto el tacto como el retroceso mejoran bastante respecto a los botones integrados en carcasa. Estos botones cuentan con soporte metálico Logitech G que mejora aún más las prestaciones, durabilidad y retroceso.

La región central entre los botones principales viene ocupada por una banda de diferentes colores en cada diseño bastante peculiar con un botón para DPI en la zona superior bastante grande y relativamente salido del plano principal. La rueda es íntegramente de plástico con recubrimiento de gomoso al tacto muy agradable al tacto.

Tras ellos tenemos una muy suave curvatura que termina a media altura con respecto a la parte trasera, la cual mejora la sensación de agarre sobre todo en agarre de garra. No debemos olvidar que es una ratón muy planito, cuyas medidas son de 116,6 mm de largo, 62,15 de ancho y 38,2 mm de alto. Esto hace no haya un agarre muy definido o más cómodo que el resto, pues presenta buena anchura para agarrar con la palma, poca altura para un agarre con la punta de los dedos y poca longitud para un agarre con la palma de la mano.

La zona trasera del Logitech G203 Lightsync contará con un estilo bastante curvado no solo superior, sino en los laterales. Esta termina en un formato estrecho con borde suave hacia abajo y en tres pizas de plástico perfectamente integradas. Claro que lo más destacable de la zona será la banda y logotipo, pues cuenta con sistema de iluminación RGB.

Esta será la única novedad respecto a la versión Prodigy, por tener con mayor capacidad de personalización. En lugar de una sola zona, contará con tres regiones de personalización individual desde el software G HUB. Curiosamente el logotipo no admitirá gestión individual, ya que será iluminado mediante los LED de la banda inferior.

Pasamos a ver las zonas laterales del ratón que van a ser iguales en cuanto a diseño, convirtiendo el dispositivo en ambidiestro. Estos laterales son de plástico rígido al igual que el resto del ratón así que no incorpora ni superficie gomada ni tampoco estriado para mejorar el agarre. Solamente en el lateral izquierdo tendremos botones de navegación, siendo bastante pequeñitos y separados entre ellos. Cuentan con un clic bastante duro, y no se hacen tan cómodos ni ergonómicos como un ratón gaming de gama alta.

Terminamos con la superficie inferior del Logitech G203 Lightsync, la cual tiene un diseño bastante básico como podemos ver. Tenemos cuatro patillas de teflón pequeñitas situadas en cada esquina que aportan un deslizamiento suficientemente bueno. Se ha colocado una pata extra alrededor del sensor para mejorar el deslizamiento y evitar que entre suciedad en la lente. Esto es algo que ya muchos fabricantes están haciendo en los nuevos modelos, así que cumple con solvencia. Cabe añadir que estas bandas de deslizamiento son muy superior en calidad respecto de mouse económicos lo cual sin duda lo hacen una mucho mejor elección.

Datos técnicos

Las prestaciones del Logitech G203 Lightsync no han sido modificadas en lo absoluto respecto de la versión previa Prodigy. Esto significa que se ha equipado un sensor óptico de fabricación propia con resolución de 8000 DPI máximos, que soporta velocidades bastante decentes de 200 IPS.

La capacidad de respuesta tampoco está nada mal, y tenemos una frecuencia de muestreo máxima de 1000 Hz que es posible modificar desde software a un mínimo de 125 Hz. En su interior tenemos un procesador ARM de 32 bits capaz de procesar 16 bits por cada eje.

El botón DPI central permite la modificación del régimen en cuatro pasos predefinidos en 400, 800, 1600 y 3200 DPI. Desde software podremos modificar perfectamente estos valores en saltos de 100 en 100 DPI, y también es posible eliminar o crear nuevos saltos. Vemos que a pesar de ser un ratón digamos básico, permite bastante gestión en este aspecto.

La conexión como ya queda claro se hace de forma alámbrica con un cable de 2,1 m de longitud. La fabricación de este es realmente buena, muy liviano, delgadito y con un recubrimiento de goma muy flexible que permite un desplazamiento sin impedimentos y muy bueno.

Software Logitech G HUB

Una de las grandes ventajas del Logitech G203 Lightsync respecto a la competencia en precio es la detallada gestión por software que tendrá este modelo. La personalización estará basada en perfiles como es habitual, pudiendo crear nuevos asociados a los juegos instalados en nuestro equipo.

El primer apartado y gran protagonista para este ratón será el de iluminación, que nos va a dar bastante juego en personalización. En los ajustes principales tenemos 7 animaciones predefinidas con posibilidad de modificar ciclo de movimiento, velocidad y el brillo. Si queremos un ajuste más completo nos iremos al apartado de estilo libre en donde podremos modificar las tres secciones independientes de la banda trasera.

Pero podremos ir un paso más lejos para crear nuestras propias animaciones en una línea temporal que podremos construir con distintos modos y animación en cada trozo. Será algo similar al AURA Creator de Asus, aunque más intuitivo para el usuario. Entre las animaciones tenemos posibilidad de sincronizar el ratón con la iluminación de otros periféricos, con la música o incluso con la imagen que muestra la pantalla en tiempo real como una especie de modo ambiente.

Continuamos con el segundo apartado en donde podremos modificar todo lo que tiene que ver con el control de los botones. Además del modo G-Alt tendremos posibilidad de cambiar la función incluso de los botones principales. En la lista tendremos una infinidad de posibilidades, como letras, acciones multimedia, comandos del sistema o incluso macros.

El tercer apartado contendrá todo lo relativo al rendimiento del sensor, principalmente la personalización de saltos DPI. En este sentido no tendremos muchas más posibilidades excepto esta y la configuración de polling rate.

Conclusión

Para finalizar he de decir que tengo ya 2 años utilizando el logitech G203, primero la versión prodigy y ahora esta versión Lightsync. Este mouse es la mejor opción por el precio que tiene ya que muchos mouse en este mismo rango de precio no ofrecen todas las configuraciones a nivel de software que este tiene al ser compatible con logitech G HUB. El mouse de forma independiente también es excelente debido la facilidad de deslizamiento que tiene y la durabilidad, sus 6 botones extra completamente personalizables brindan una fuerte ventaja a la hora de jugar o realizar trabajos que requieran mucho uso del ratón. 

En donde mejor marca la diferencia con sus rivales es en las posibilidades de personalización, con un G HUB muy completo con 6 botones para personalizar, a nuestro gusto y su resolución DPI. Tener un fabricante como Logitech detrás siempre es una garantía en este aspecto, y en prestaciones del sensor que con 8000 DPI tendremos más que suficiente para cualquier cometido por su precisión y desempeño.

Sin Duda alguna este es el mejor mouse calidad-precio que puedes comprar.